LA ACTITUD DE CULTIVO ANTE LA EDUCACIÓN SEXUAL EN LA INFANCIA

 In ARTÍCULOS Y REFLEXIONES

LA ACTITUD DE CULTIVO ANTE LA EDUCACIÓN SEXUAL EN LA INFANCIAREBECAniñosperiodicoFEBRERO2017

Sabemos que hay que educar en sexualidad, y la pregunta que nos hacen a los sexólogos tanto educadores/as como padres y madres es:

¿a partir de cuando se puede empezar a hablar de sexualidad con niños y niñas?

Tenemos la sensación, invadidos como estamos por la presión social y los medios, de pensar que sexualidad es sobre todo conocimiento de genitales y todo lo que rodea al hecho. La preparación para el conocimiento de su cuerpo y el miedo, con el despertar en la adolescencia, de los peligros en relación a embarazos y/o infecciones, mas ahora cuando los chavales parecen estar tan desconectados del valor de su cuerpo.

La educación sexual comienza en el mismo proyecto de pareja de querer procrear y con nuestros pequeños/as, en el mismo momento del nacimiento, porque educar en sexualidad es comprender y fomentar el niño o la niña que son, para que crezcan desde el placer de descubrir el mundo, teniendo como referentes las figuras adultas que les rodean.

Lo mas importante es el vínculo con las figuras parentales, el saberse con autonomía pero a la vez seguro/a de que esa persona le acompaña en su crecimiento.

Educación sexual es estar para su desarrollo físico y corporal, motivando su expresión a través del movimiento sin limitarles espacios de distensión y mucho menos, limitarles por cuestiones de genero en relación al juego, los juguetes y el movimiento.

Educación sexual es promover a que negocien para la vida, sus “noes” a lo que no quieren, sus “sies” a lo que sí quieren.

Educación sexual es cuando estamos para responder a sus preguntas, no para saber de todo sino para mostrarles que aún no sabiendo pueden contar con nosotros/as.

Educación sexual es hablarles de nuestras opiniones en primera persona sin imponer mis visiones y poder ver la diversidad de familias.

Es sobre todo, trasmitirles que les valoramos tal y como son, en el niño o la niña que están siendo. En la diversidad hay un gran valor.

Educación sexual es que los adultos seamos referentes de como nos relacionamos en casa, las muestras de afecto, las negociaciones, como nos comportamos en relación a nuestro cuerpo (lo castigamos o lo valoramos).

Es no perder el vinculo ni afectivo ni físico desde el respeto a su intimidad y a su pudor, cuando vayan creciendo.

Es no mentirles o no hablar de sexualidad porque parece que no preguntan o no se interesan.

La sexualidad tiene que ver con vivencias, pero no vivencias en torno a los genitales y el coito, sino vivencias en las personas que están siendo, en cómo se relacionan con las demás y su respeto, en el conocimiento de todo su cuerpo y la capacidad de valorarse como el niño o la niña que son, con sus deseos y sus proyectos.

A continuación os dejo para reflexionar algunas claves en relación al cultivo de la sexualidad infantil.

  • Dejar ser para sostener, acompañar.
  • Educar para promover valores mas que para prevenir.
  • Cultiva en ti lo que quieras encontrar en tus hijos/as.
  • Nunca es demasiado tarde para hablar de sexualidad.
  • Escucha para acompañar.
  • Ser quien tu eres, con tu naturalidad.
  • Considerarles.
  • No perder el vínculo afectivo ni el tacto.
  • Somos referentes en nuestra cotidianidad.
  • Respeto a la intimidad.
  • No mentir.
  • Hablar aunque no se pregunte.
  • Le respondemos a él o ella, detrás de cada pregunta, hay una persona a la que conoces. Mas importante que saber las respuestas es tu actitud ante las preguntas, que sepan que pueden contar contigo para cualquier duda.
  • Si tu has hablado con ellos/as desde pequeños, será mas fácil para ellos/as hablarte en su adolescencia. Habla de tus vivencias normalizando cuestiones relacionadas con el cariño, la ternura, el amor, las relaciones, las familias, etc..
  • No proyectarles tus miedos. Hablar en primera persona de tus opiniones.
  • El lenguaje construye realidades: nombrar las realidades (el cuerpo, las vivencias, los placeres, las muestras de afecto, las emociones…)

Se recomienda la siguiente lectura de Aingeru Mayor y Susana Monteagudo, es una invitación maravillosa al hecho de valorar la diversidad sexual.

Un cuento para leer con los niños y niñas que comprenderán el valor de ser cada uno y cada una, única y válido por sí mismo. La gran variedad de maneras de ser y sentirse niño y las maneras de ser y sentirse niña.

 

Por: Rebeca Juárez, sexóloga.

http://rebecajuarezsanchez.blogspot.com.es/p/frases-y-libros.html

Recent Posts