Blog

Cómo celebramos el Día de Muertos: Nuestro altar

28 de octubre de 2021

Altar de muertos
n

Nos acercamos Halloween y al Día de Muertos. En la Estrella del Pez Luna celebramos esta festividad construyendo un Altar de Muertos para que los niños y niñas puedan recordar a sus seres queridos.

En El Pez Luna creemos que muchas de las raíces de nuestra cultura están siendo eclipsadas y colonizadas por el mercado. Por eso mantenemos una filosofía personal de inclusión y fomento de los rituales culturales en la actividad escolar. No se trata de adoctrinar en ninguna religión o creencia, sino de conocer las raíces de las diferentes formas de vivir, cómo se relacionan entre ellas y, sobre todo, inculcar el respeto a todas las costumbres con las que nuestros alumnos y alumnas puedan tomar contacto a lo largo de su vida.

En La Estrella, en estas fechas, creamos un rincón especial y mágico: nuestro Altar de Muertos. En él cada niño o niña, si quiere, puede poner una foto o detalle de algún ser (personas, mascotas, etc.) significativo para ellos que haya fallecido. Acompañan a la foto una velita y alguna ofrenda como manzanas o mandarinas o flores de papel, que servirán para decorar el altar.

El Altar de Muertos es una de las tradiciones más importantes de México. Allí esta festividad, que une el simbolismo religioso y el pagano, está concebida como una forma de transmitir la cultura de generación y generación, además de servir de puente y honrar a aquellos que ya se fueron.

Altar de muertos

En nuestra escuela, el altar se monta durante los días previos a la celebración del Día de Muertos y Halloween. Los niños y niñas van trayendo paulatinamente sus fotos, velas y ofrendas. Acompañados por una maestra encargada de abrir y cerrar el espacio, hablan de los seres de los que han traído fotos, de los buenos recuerdos que tienen o de aquello que les gustaba de su presencia. Mientras, cantan, recitan poesías y también, por qué no, se cuentan historias de miedo.

Negra sombra (Rosalía de Castro)

Cuando pienso que te huyes,
negra sombra que me asombras,
al pie de mis cabezales,
tornas haciéndome mofa.

Si imagino que te has ido,
en el mismo sol te asomas,
y eres la estrella que brilla,
y eres el viento que sopla.

Si cantan, tú eres quien cantas,
si lloran, tú eres quien llora,
y eres murmullo del río
y eres la noche y la aurora.

En todo estás y eres todo,
para mí en mí misma moras,
nunca me abandonarás,
sombra que siempre me asombras.

Traducción: Juan Ramón Jiménez

¡Comparte en redes!

Últimas publicaciones

Archivos