Nuestro día a día

Calendario

“La Casita del Pez Luna” oferta a las familias un calendario de días de apertura que coinciden con el calendario escolar de la Comunidad de Madrid, exceptuando el mes de Julio en el que se mantiene abierta en horario intensivo (de 9 a 14 horas). El mes de Agosto permanece cerrada.

Nuestra rutina diaria

A continuación os contamos un ejemplo de nuestra rutina diaria. El equipo pedagógico adaptará cada curso las rutinas y espacios a las necesidades del grupo y edades de los/as peques que acompaña.

Entrada

De 9h. a 9:30h.

“La Casita del Pez Luna” abre sus puertas a las 9 de la mañana. Las familias van llegando de 9 a 9.30 horas.

Juego libre y espontáneo en el espacio

De 9:30h. a 11:15h.

Nos disponemos a jugar, a explorar el espacio, los materiales, a dejarnos llevar por lo que va surgiendo de manera espontánea. A veces los niños desean jugar solos con un material, en una sala determinada, otras veces se juntan animados a compartir un juego o a inventárselo.

Como adultos acompañantes cuidamos de que el ambiente sea relajado para todos, buscando respetar y no interrumpir la actividad que cada niño escoge, ni porque “este material, mira, puede resultarte muy interesante” ni porque “está bien compartir”. Ellos van teniendo la oportunidad de tomar sus decisiones, de vivir sus conflictos, sentir en su piel la relación con el otro, buscar soluciones… tienen tanto que explorar, sentir, descubrir, comprender… nosotros observamos y acompañamos con la mayor presencia y calidez que nos es posible, poniendo límites claros a cualquier tipo de agresión o falta de respeto hacia las demás personas, el espacio y/o los materiales. Por supuesto, el trabajo comienza en uno mismo (y ¡menudo trabajo!), los adultos somos el ejemplo, la fuente, y gestionar nuestra propia agresividad y nuestros abusos de poder hacia el niño son el primer paso. Los gritos, insultos, burlas, “cachetadas”, manipulaciones y otros abusos de autoridad no tienen cabida de ningún modo. Encontrar en el propio interior la justicia y sabiduría para ejercer la autoridad que en la cotidianidad se precisa, suele ser una tarea profunda y laboriosa, pero inevitable y transformadora para el adulto que convive con niños.

En un momento de la mañana, disfrutamos de un almuerzo común con fruta de la temporada que ofrece La Casita del Pez Luna.

Propuestas de Talleres y Actividades:

A lo largo de la semana pueden desarrollarse propuestas guiadas (“talleres”, “provocaciones”, etc), que surgen a partir de los intereses o necesidades que observamos en los niños y desde un enfoque coherente con las corrientes educativas y filosofías de desarrollo infantil descritas en nuestros principios.

Juego al aire lire

De 11:15h. a 12:30h.

Sobre las 11/ 11.15 vamos recogiendo, es el momento de prepararse para disfrutar de los exteriores que nos brinda el barrio.
Todas las mañanas vamos a La Casa de Campo y pasamos en ella la mitad de la jornada. El patio de La Casita del Pez Luna es otro de nuestros escenarios de juego y desarrollo exteriores.

Los exteriores son muy muy importantes. Además de darnos el aire, el sol, la luz del día… nos relacionamos con el barrio y sus gentes, con la naturaleza, el frío, el calor, las estaciones…
Por otro lado, es una etapa de pleno desarrollo motriz y sensorial. Correr, trepar, saltar, deslizarse, lanzar, pringarse con el agua, la arena, las hojas, los palos… aprovechamos cotidianamente los exteriores que nos ofrece este barrio para ello.

En el caso del desarrollo motriz, como hemos señalado anteriormente, aplicamos la misma “no intervención directiva” que en el resto de sus juegos y actividades. Recordemos que el niño juega porque es su herramienta para crecer y desarrollarse, necesita explorar, probar y jugar con sus propios límites. Necesita conocerse a sí mismo y superarse a sí mismo, y eso no es posible si dirigimos desde fuera constantemente sus movimientos y lo hacemos por ellos, no es posible si les resolvemos todo el tiempo las dificultades con las que se topan. De ese modo, poco a poco, el niño podría comenzar a creer que no puede sin la ayuda de un adulto, perder interés por descubrir-se, restar en autonomía, en autoestima, en afán de superación y, además, resulta apropiado tener en cuenta que es en gran parte por medio de sus movimientos y desarrollo motriz que en esta etapa se da el desarrollo de su mente e inteligencia. Como adultos, estamos ahí, presentes y atentos a cualquier peligro, acompañándoles en sus audacias.

Regreso y cuento

De 12:30h. a 13h.

Al regreso, sobre las 12.30 horas, nos sacudimos la arena de ropas y zapatos y nos preparamos para ¡el cuento!

Segundo almuerzo

De 13h. a 13:45h.

Y tras el cuento ¡vamos a comer! Cada niño y niña trae su comida en un termo homologado y destinado a tal fin. Las familias que deciden que sus hijos o hijas coman en La Casita del Pez Luna son las responsables de que la comida traída en tales termos cumpla la normativa correspondiente. Las/os acompañantes cuidan de que los “maletines” con los termos se queden seguros en el “office” hasta la hora de comer, momento en el que ayudan a los niños y niñas ha abrir su termo y preparar todo para poder disfrutar a dos carrillos de ese rico segundo almuerzo.

Primera salida

De 13:45h. a 14h.

Sobre las 13.50, algunas familias van llegando a recoger a sus pequeños. Las demás, llegarán a partir de las 15.30 para que a las 16 horas La Casita del Pez Luna pueda despedirse hasta la mañana siguiente y transformarse para acoger esa misma tarde otras actividades de la Asociación.
Para mantener un respeto a las rutinas del espacio y un funcionamiento fluido, es indispensable que las familias sean puntuales, tanto en la entrada como en la salida. Salvo excepciones pactadas y comunicadas un día antes como mínimo, a partir de las 9.30 h ya no será posible acceder a la casita (rogamos acoger este límite como adultos y no poner a las/os acompañantes en la tesitura de “limitar” la entrada o desatender al resto de niños y las dinámicas que se han desarrollado para atender a las familias que lleguen tarde).

Prolongación de la jornada

De 14h. a 15:30h.

En esta franja horaria los niños y niñas disfrutan de los espacios interiores de La Casita del Pez Luna hasta que llegan sus familias.